International Museum of Astronomy

Previous Project 148 of 298 Next
 
 

IMOA1501

IMOA - 1501
Universidad Politécnica de Madrid / es Spain
1 members
María Sánchez Ontín

Project type:
Edificios Públicos

La propuesta del Museo Internacional de Astronomía en Atacama, Chile, forma parte del desierto. El lugar tiene una gran fuerza, y el edificio no compite con él, sino que se funde con el territorio y aprovecha todas las oportunidades que éste le brinda.

El universo es un lugar desconocido que observamos desde la Tierra. Atacama es el lugar elegido para ello, otro vasto lugar pero más cerca del hombre, perfecto para experimentar sensaciones similares a las que nos produce el espacio exterior.
El edificio se abre al territorio, aprovechando lo virgen y remoto del lugar, tan lejos de todo lo conocido que da la sensación de que estamos fuera del mundo.
Cada uno debe encontrarse en este lugar, al mismo tiempo que se experimenta la inmensidad y la soledad del exterior, protagonizada por la aridez y enmarcada por la cordillera de los Andes, para así poder prepararse para ver más allá de nuestro planeta.

El edificio se extiende en el territorio y emerge desde la tierra, aprovechando las bondades del subsuelo, temperatura constante por el día y por la noche durante todo el año, de gran importancia en lugar más árido del planeta. Tienen un factor fundamental en el diseño los materiales tradicionales del país. La madera de las cubiertas de los bosques chilenos del sur que envejece con belleza en el desierto, fundamental por sus grandes prestaciones y su carácter cálido y acogedor; el adobe, material por excelencia de San Pedro de Atacama; y los muros de piedra liparita local que son los ejes del diseño.

El usuario accede a pie por la entrada principal, subrayada por un muro de piedra, bajo celosía de madera de cactus como protección solar.
Al frente, el planetario, de estructura de madera laminada, lugar donde disfrutar de espectáculos astronómicos y recreaciones del firmamento.
A su derecha, el pabellón de exposiciones. Este espacio se divide en dos partes, la de acceso, con menor altura, y la de exposición, de mayor altura libre a la que se accede bajando por una rampa entre dos muros de piedra.

Los visitantes pueden disfrutar de los objetos que se muestran, interactuar con los aparatos de observación y participar en las distintas actividades que se ofrecen. Durante el día la sala se ilumina por una serie de huecos; son pequeños patios con vegetación autóctona que por la noche son los ojos hacia el cielo más claro del planeta.

Las plataformas de madera exteriores, continuación de la sala, junto con las cubiertas de madera, son los espacios de visualización. Están rodeados de muros de adobe, material de construcción típico de San Pedro de Atacama.

Parte de las cubiertas se ha aprovechado para colocar paneles solares fotovoltaicos que permiten autoabastecerse.

Si el visitante desea pasar unos días en el Museo, y no desplazarse al cercano pueblo de San Pedro, hay disponibles diez dúplex con impresionantes panorámicas de los Andes.

La experiencia en la naturaleza, la del universo y nuestro planeta, es el factor esencial del diseño de la propuesta.

Download files

 
Syndicate content