International Museum of Astronomy

Anterior Proyecto 39 de 298 Siguiente
 
 

IMOA1183

IMOA - 1183
Politécnica de Madrid / es Spain
1 miembros
Ana Herreros

Tipo de proyecto:
Edificios Públicos

Explícanos tu propuestaEl observatorio astronómico Alma de San Pedro de Atacama, situado en la planicie de Chajnantor, a 5000 metros de altitud, es un lugar que acumula unas propiedades físicas, geográficas y geológicas idóneas para la implantación de un paisaje de 66 antenas. Este proyecto se plantea la pregunta de qué beneficio arquitectónico, programático y cultural se puede derivar de un enclave tan singular.

La región de Antofagasta se inscribe en el llamado cinturón de fuego de la tierra en el que se acumula una significativa cantidad de energía geotérmica apenas explotada. De hecho, Alma funciona incongruentemente con combustión fósil consumiendo grandes cantidades de hidrocarburos con los consiguientes costes económicos y medioambientales.

El proyecto se inicia estudiando las condiciones hidrológicas, eólicas, y geológicas del lugar pero también los límites de las propiedades y los derechos de explotación y concesiones de estos mismos recursos naturales. Todo ello con la intención de hacer del IMOA un conjunto híbrido en el que conviven su plan museográfico con un programa completo de abastecimiento de agua y energía del conjunto que incluye las antenas y sus instalaciones anejas. Así concebido, el IMOA es además de museo, una planta de producción de energía geotérmica que abastece los propios usos del programa cultural con la energía disipada y el agua devuelta por el circuito principal mantiene intacto el nivel de sus acuíferos.

La construcción de la planta geotérmica supone la implantación de una torre de perforación de 40metros. La distancia y las condiciones del terreno aconsejan hacerlo con una torre en el punto final de su vida útil que quedará en el lugar para constituirse en estructura del museo. La plataforma suministra los niveles y la configuración en altura del museo así como el soporte estructural de las celosías en voladizo y el cuelgue de sus bordes conformando una piel traccionada en contraste con el núcleo comprimido. Además, la piel del edificio diferencia cuatro rangos de entrada de luz que vienen dados por el programa interior.

El recorrido del museo se superpone al programa hedonista de balneario ligado a los estados del agua y a los espacios exteriores, entendiendo la configuración helicoidal como fusión entre los observatorios astronómicos ancestrales de zigurat y el modelo expositivo espiral por excelencia ejemplificado en el Guggenheim de Nueva York.

La propuesta crea un vínculo directo de abastecimiento energético con las antenas, entendiendo que no solo la observación celestial es posible gracias a una propiedad inmersa en el lugar sino que ésta es la respuesta estructural y atmosférica del proyecto.

Con este esquema, todas las piezas del conjunto basan su vitalidad en energías naturales que la tierra atesora pero que este proyecto quiere hacer visibles como un gran instrumento de sensibilización que hacen posible la vida de los objetos.

Descargar ficheros

 
Distribuir contenido