Beca Arquideas 2013

Previous Project 52 of 79 Next
 
 

B20131403

B2013 - 1403
Universidad Politécnica de Cataluña- Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona / es Spain
0 members

Project type:
Turística

Ahemon significa agua en guanche, idioma aborigen de la isla de Tenerife. Ahemon es un elemento vital, nos rodea, nos limita, abunda y a la vez escasea... Los aborígenes tenían respeto al océano, trataban al agua como una fuerza secreta, el maná, agua curativa, agua sana, agua de la vida...
Cualquier manifestación artística en las Islas Canarias contiene componentes de un carácter propio e intrínseco. La morfología abrupta, primitiva, de un paisaje salvaje y la sublime rotundidad de una materialidad tectónica subyacente se enfrenta a la omnipresencia del océano inabarcable y a la bruma surrealista que eleva al Teide ingrávido en el limbo. Los niveles expresivos que se alcanzan en la isla hacen referencia a este mundo de lo subterráneo, lo enigmático y también a la luz, la temperatura, la textura, el color variable del paisaje y la inconsciencia onírica de la realidad.
El uso de los recursos disponibles propios tales como el canto blanco de piedra pómez (propio del sur de la isla), el hormigón, la tierra, la vegetación autóctona y la vinculación con el medio y la cultura canaria son exigidos en este proyecto.
Por otra parte, la explotación turística de nuestro territorio olvida muchas veces la calidad propia que la tierra puede ofrecer e irrumpe de manera voraz e incompetente sobre el paisaje. Un proyecto de este tipo ayuda a replantear el desarrollo turístico y ofrece mejores opciones que benefician tanto al necesario desarrollo económico como a mantener una entidad propia de la cultura canaria. Referencias destiladas de artistas locales como Cesár Manrique o los arquitectos AMP empiezan a sentar las bases de como interpretar la calidad insular en el marco de la investigación arquitectónica moderna.
Este proyecto parte de una inclinación muy clara de recoger la fuerza de la tierra en que se asienta El primer movimiento de tierras permite componer una nueva topografía. El acceso y nuevos edificios se proponen en la cota superior para favorecer el movimiento en sentido descendente, como el agua. Los edificios se componen desde la forma de la espiral. El principal se asemeja a una roca, igualándose al perfil lejano de las Cañadas del Teide y girándose sobre una gran rampa para asomarse al Atlántico. Este contiene en planta sótano el almacén, en planta baja un espacio expositivo, la recepción y un auditorio. En la planta primera se desarrolla la administración y en cubierta con una gran terraza el restaurante. La ruta del centro de talasoterapia sin embargo se protege hundiéndose en la tierra y aproximándose al estanque del cual filtra el agua. Se trata de una gran sala central iluminada cenitalmente con distintas piscinas anexas. El usuario accede a través del vestuario y al salir puede elegir continuar la ruta por el pasillo cubierto hacia los edificios restaurados de masajes, aulas y baños o acceder a la piscina central. La parte baja de la parcela comprende un gran jardín botánico con huerto propio y la piscina de actividades.

Download files

 
Syndicate content